PRANAYAMA – RESPIRACIÓN RELAJANTE, CON NUESTRO SISTEMA FAMILIAR

La respiración está conectada con la energía vital e íntimamente relacionada con nuestra mente.

Para hacer esta meditación podemos estar sentados o tumbados, con los ojos cerrados y colocamos las manos en el abdomen.

Comenzamos a respirar lentamente. Los acompañaremos guiando su respiración, repitiendo “Inhalamos profundo o tomamos aire por la nariz” y luego “exhalamos profundo o sacamos el aire por la boca”.

Podemos sentir como crece nuestro abdomen cuando inhalamos o tomamos aire, y luego podemos sentir como baja cuando se vacía, exhalando o sacando el aire por la boca.

Podemos hacer esto unas cinco respiraciones más y luego mantenemos los ojos cerrados. respiramos de forma natural unos segundos más.

Y sellamos la práctica de meditación dando las gracias.