¿POR QUÉ ES BUENO INCLUIR A TODO NUESTRO SISTEMA FAMILIAR EN LA MEDITACIÓN?

Incluye a todo tu sistema familiar en la meditación, crear esta actividad es una experiencia positiva.

Pero, no debes obligarlos si no quieren, ni forzar la experiencia, de lo contrario lo verán como una tarea más o una obligación, cuando en realidad es todo lo contrario.

Por norma general, nuestros hij@s van a seguir nuestro ejemplo, y, por ende, si tú meditas regularmente, lo más probable es que ell@s ya te han visto practicando o te han escuchado hablar de ello, y estarán abiertos a la posibilidad de intentarlo.

Puedes incluir al resto de tu sistema familiar, compañero, pareja sentimental, invitarlos a unirse en una meditación de respiración o con un mantra. Explícales la importancia de la meditación, no sólo a nivel físico, sino también a nivel mental, espiritual y comparte con ellos la razón por la cual te gusta a ti meditar.

Y, además, es una actividad que podemos realizar todos juntos al mismo tiempo

Para los niñ@s, los beneficios de meditar son muchos también:

  • Aumenta la concentración y reduce la hiperactividad.
  • Mejora la relación con sus padres.
  • Aumenta la autoestima.
  • Mejora la salud.

Pasos para meditar en familia con tus hij@s:

  1. Comenzamos despacito y de forma sencilla. Trataremos de invertir en nuestra meditación un minuto por edad del niñ@. Y recuerda, lo importante es la constancia y así crear un hábito, un ritual diario.
  2. Prepara el espacio, busca un espacio tranquilo, sin ruidos externos, sin distracciones tecnológicas. Puedes poner música de fondo, velas o aceites esenciales (¡a los niños les encanta!).
  3. Pídeles que se sienten cómodamente en el suelo, con todos los soportes que necesiten, o tumbados sobre una superficie cómoda (por ejemplo, una alfombra, o esterilla de yoga) y que cierren los ojos.

Y comenzamos…